Etiquetas

, , , , ,

Todos los ciudadanos catalanes, sin ningún tipo de discriminación por motivos de renta, tendrán que pagar un euro más por comprar un medicamento con receta médica. El importe se realizará una vez que los farmacéuticos les den el medicamento en el momento de la compra. Es decir, son las farmacias  las encargadas de recoger el impuesto de las recetas. Los establecimientos comerciales se quedarán con la cantidad, y luego el Servicio Catalán de Salud lo descontará de las transferencias que reciben por los medicamentos que hayan vendido.

La cantidad a pagar por receta se ha calculado en base a una determinada serie de mínimos por la Generalitat, y se intenta con ella moderar el dispendio excesivo de recetas médicas: “Se trata de poner barreras al sobreuso y abuso en el ámbito de la prescripción farmacéutica”, según Mas-Colell, Consejero de Economía de la Generalitat. 

El objetivo de este sistema de copago es recaudar hasta 100 millones durante 2012. Se trata de una medida más de las ya planteadas con la finalidad de recortar gastos para intentar salir de la crisis. Además, con la medida la Generalitat vuelve a invertir en la sanidad de sus ciudadanos lo mismo que hace seis años.

En un principio, norma incluye a todos los catalanes universalmente, sin discriminación por nivel de ingresos ni por tipo de enfermedad, aunque más tarde, si es posible, se intentarán desarrollar “estructuras de exenciones”, ha declarado Mas-Colell.

Fuentes:

El País

lasprovincias.es

La Vanguardia

Anuncios