Etiquetas

, , , ,

Hoy se cierra el cuartel general del Ejército Norteamericano en Bagdag, poniendo fin simbólicamente a una guerra que dura desde 2003. De esta manera, se termina definitivamente con la presencia de las tropas estadounidenses en Irak.

La ceremonia de cierre ha tenido lugar en Carolina del Norte y ha estado presidida por Barack Obama que, rodeado de soldados que han luchado en el conflicto, ha agradecido a las tropas su labor y ha dado la bienvenida a casa a los soldados que aún permanecen en Irak, y que abandonarán completamente el país antes de fin de año. 

“El futuro de Iraq quedará en manos de su pueblo”, ha dicho el presidente norteamericano durante su discurso. Esta guerra la recibió en herencia de su antecesor George Bush, y desde su inicio en abril de 2003, se ha cobrado la vida de 4400 estadounidenses, y unos 30000 fueron heridos.

En cuanto a la huella que ha dejado en el país la presencia de Estados Unidos, es menos cultural que psicológica para los irakíes. Tampoco se nota la presencia de multinacionales americanas que, en cambio, sí tienen lugar en ciudades de alrededor de Bagdag.

A la vuelta de los soldados, Obama promete miles de puestos de trabajo para ellos con la ayuda de empresas privadas, para “responder por sus soldados como ellos respondieron por su país”.

Fuentes:

El País

La Vanguardia

El Mundo

Anuncios